INTEGRACION MUNDIAL POR NUESTRO PLANETA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bienvenidos a la Apertura de Conciencia.

El proyecto de Clio de sanación de la madre Tierra terminó el pasado 21 de Diciembre del año 2012. En este proyecto participamos varios seres humanos en 19 sanaciones llevadas a cabo durante los solsticios y los equinoccios de estos últimos cuatro y medio años, brindándole nuestro amor. De esta forma, fuimos tomando conciencia que el planeta Tierra no es una cosa inerte… es un ser vivo con conciencia e inteligencia. Que nos sustenta amorosamente a todos los seres vivos que en ella habitamos. Ella tiene la capacidad para percibir el amor de los seres humanos y tenemos la responsabilidad, como seres espirituales, de vivir respetando cada manifestación de vida que ella, la madre Tierra, amorosa y pacientemente ha desarrollado a través de su existencia...


El 21 de Diciembre del año 2012 se dio la transición a una nueva era. Se terminó el 5° ciclo desde que el humano tomo por primera vez conciencia…. Entramos al 6° ciclo, el ciclo del desarrollo de la inteligencia y la conciencia. A la gran mayoría de la humanidad le cuesta mucho trabajo percibir su verdadera esencia espiritual; vive atrapado en el mundo material que le rodea y no ha podido desarrollar la consciencia que es hijo de un Dios infinitamente amoroso, en verdad, es hijo del Padre-Amor… Aun así, el pasado 21 de Diciembre del año 2012, toda la humanidad recibimos una carga de energía del centro de la galaxia que representa el Amor Incondicional de la Causa Centro Primera; del Padre-Amor. Esta energía cuyo máximo se recibió en la tarde de ese día, y que siguió presente hasta el mes de marzo del año 2013, fusionó con la energía del espíritu de cada ser humano. Como una aproximación a la Verdad, podemos explicar que todo ser humano, que se estuvo preparado para recibir esta energía, trabajando las leyes amorosas y su ser de forma holística, fusionó con más energía del Padre-Amor que otro ser humano que trabajó su espiritualidad a medias, o que no la trabajó. Para los que sí trabajaron su espiritualidad, esta fusión con la energía del centro de la Vía Láctea la sintieron en forma de una vibración, o más exactamente en forma de una resonancia en el área del corazón acompañada de un sentir extraño, difícil de explicar… Quienes lo experimentaron entenderán de qué hablamos.

La fusión del espíritu humano con la energía de la Causa Centro Primera muta, de forma perfecta, el ADN de cada ser dándole la potencialidad de desarrollar más su conciencia… más su inteligencia… en perfecta concordancia con la personalidad espiritual del ser. Los seres humanos que fusionaron están preparados para desarrollar paulatinamente nuevas potencialidades otorgadas por el Padre que les permitirá formar parte de la última raza, la raza raíz. Esto es, un ser humano más evolucionado espiritualmente abriendo su conciencia a reconocer su importante papel en el macrocosmos y su conexión con seres de luz de otras dimensiones.

La mutación del ADN no se da por igual en todos los seres humanos; aquellos que trabajaron con más compromiso su espiritualidad fusionaron con más energía de la Causa Centro Primera y por lo tanto mutaron su ADN con más potencialidades. La evolución de todos los seres del universo: no humanos, humanos, seres de luz, es la misma. Trabajas más, avanzas más.

El ADN es un registro físico y matemático que resume tu evolución espiritual. Se va desarrollando desde el momento mismo de la concepción que es cuando el espíritu entra en el nuevo ser en formación para que el ser continúe su ascensión espiritual. El ADN es una manifestación directa del inconsciente, que es la memoria del espíritu y guarda todas las experiencias de las vidas pasadas. Es diferente para cada ser humano porque cada uno lleva su propio y único desarrollo. En el plan divino del Padre-Amor nada se repite, aun cuando sabemos que todo es cíclico… La evolución trabaja de esta manera, por ciclos… para el ser humano, en cada ciclo se presenta la oportunidad de dar un salto cuántico en conciencia y en inteligencia fusionando la energía de cada ser con la energía de Amor Perfecto del Padre. Por eso las nuevas mutaciones en el ADN de las células son perfectas… y por esto la ciencia del ser humano no puede explicar el proceso evolutivo universal, al no tomar en cuenta la energía de la Fuente Amorosa desde donde se mantienen y se sustentan todos los universos.


Ahora, Clio continúa con el siguiente proyecto: La apertura de conciencia de la humanidad. La conciencia es inteligencia espiritual, está directamente relacionada a reconocer la existencia de un ser Creador por encima de todo y trabajar las leyes amorosas que permiten hacer una conexión con Él. Para aquellos seres humanos interesados en este proyecto se les invita a que reflexionen en los siguientes postulados:


1. Trabajar las leyes amorosas para abrir la conciencia que somos hijos de un Dios, que es un Padre en todo sentido. El Padre-Amor es infinitamente amoroso, bondadoso, misericordioso, Él es el Amor Absoluto y por tanto no lleva la cuenta de nuestras acciones… no juzga… no castiga… no es apocalíptico… no pone pruebas para ver si en verdad le amamos… Él ama a todos los seres de su creación por igual, no tiene “elegidos”, ni predilectos…


2. Si todos los seres humanos somos hijos del Padre-Amor, entonces todos los seres humanos formamos parte de una gran hermandad y en consecuencia nos debemos tratar todos con respeto… con amor… con aceptación… Sin importar la nacionalidad, la religión, el aspecto físico o el nivel económico.


3. Cada ser humano debe tomar conciencia que él y solo él, es el responsable de lo que pasa en su vida. El ser humano es nuevo en la creación… es un espíritu pequeño que no conoce nada del universo en que vive, y que por ignorancia o inconsciencia ha roto las leyes de la creación que lo han llevado a la obtención de resultados no deseados. Es hora de conocer las leyes amorosas y trabajarlas a favor del bien común de toda la humanidad, para que todos vivamos con alegría, abundancia, paz... y se eliminen del mundo todas las enfermedades… las guerras… las envidias… los resentimientos… la egolatría… fruto de sociedades que han vivido controladas por el miedo durante milenios...


4. El ser humano es un proyecto divino, es un proyecto de voluntad… Vivimos en un universo de libre inteligencia, donde el Padre-Amor ha dispuesto todo para que el ser humano ejerza su voluntad, lo busque para enamorarse de Él y se conecte. La voluntad del ser humano no le pertenece al Padre-Amor… El ser humano es una fracción infinitesimal del Absoluto y sólo su conexión con el Absoluto le permite vivir en perfección para evolucionar espiritualmente e ir ascendiendo hacia el Padre-Amor en saltos evolutivos, ahora como seres humanos, después como seres de luz…


5. Este proyecto, Apertura de Conciencia, es asistido por seres de luz, ángeles de amor que nos inspiran… guían… sugiriendo el mejor camino para la expansión de la conciencia del ser humano hacia el Amor Universal... hacia el Padre-Amor, la Causa Centro Primera, creadora, controladora y sustentadora de todos los universos.


Al mismo tiempo que trabajamos en este proyecto, esperamos el regreso del representante de la Causa Centro Segunda, Dios Hijo Creador que en este planeta vivió hace 2000 años una experiencia humana con el nombre de Jesús de Nazaret. Él lo dejó claro cuando dijo: …”Ahora me veis en mi debilidad y en la carne, pero cuando vuelva será con poder y espíritu. El ojo de la carne ve al Hijo del Hombre en la carne, pero sólo el ojo del espíritu contemplará al Hijo del Hombre glorificado por el Padre y apareciendo en la Tierra con su propio nombre”.


Te invitamos a que trabajes tu interior para que recibamos a Micael, Dios Hijo Creador con alegría y gozo en tu corazón, con paz interior, con agradecimiento por la vida, con entusiasmo y emoción… Trabaja tu luz… trabaja todas las leyes amorosas que son el único camino que nos lleva a abrir nuestra conciencia y a reconocer al Padre-Amor en nuestro interior…